Educación

La autenticidad es la excelencia

30 de enero de 2013

Cartel fruto del arrebato creativo con Isaac Ballesté, amigo y diseñador gráfico que aprovecho para presentaros y recomendaros. Isaac también ha participado como asesor en mi página web y en la portada de mi último libro; es inteligente, atractivo y este es su perfil profesional.

 

Es mucha la gente que vive temerosa de perder un trabajo que en el fondo no desea. Es duro no tener trabajo, eso nadie lo niega, pero más triste es aún no saber cuál es nuestra vocación ni qué queremos ofrecer al resto de la comunidad. ¿Cómo puede ser que tantas personas acaben pasando la mayor parte de su vida confinadas en tareas que les resultan indiferentes o que directamente les repatean los higadillos? ¿Cómo diablos hemos llegado hasta aquí? La mayoría hemos transitado durante años como presos de un cautiverio educativo. Quien más y quien menos hemos seguido a pies juntillas ritmos, temarios y protocolos que poco o nada tenían que ver con nuestros intereses.

Genios aparte, que levante la mano el primero que se acuerde de hacer una raíz cuadrada, una ecuación de segundo grado, un algoritmo neperiano; que levante la mano quien se acuerde de la constante de Planck, del nombre de la capital de Birmania, de qué exactamente es un oxímoron o cuáles las principales placas tectónicas. Horas y horas empollando y vomitando a continuación, en una especie de bulimia informativa certificada por la nota de un maestro en la esquina de un papel. Y no digo que todas estas no sean cuestiones importantes, pero


Relaciones

El Síndrome de Houdini

20 de enero de 2013

Ilustración: David Arnau
Concepto: Pablo Palmero
Esta postal es fruto de un proceso de co-creación con mi buen amigo e ilustrador David Arnau. Para conocer su trabajo y contratar sus servicios podéis pasar por davidarnau.com

 

«Síndrome de Houdini» o «escapismo sentimental»:
Dícese de la evitación sistemática de las implicaciones sentimentales. Los afectados fluctúan entre la atracción y el rechazo, repitiendo un cíclico patrón de aproximación, excitación, miedo y fuga.

La manera y las excusas empleadas para escapar de las relaciones son diversas; los afectados, en cualquiera de los casos, raramente se responsabilizan de su miedo al compromiso.

Este síndrome esconde tras de sí un malestar asociado a la «angustia de pérdida».

Para decepción de los amantes del DSM (manual de clasificación psicopatológica), el houdinismo no es una enfermedad sino una cuestión de grados. El motivo:


De aquí y de allá

Psicoterapia

18 de diciembre de 2012

Protagonistas: Clark Kent & Lana Lang
Dibujo: Curt Swan
Diálogo: Pablo Palmero

No sé cómo lo llevaréis vosotros, pero a mí me costó un huevo pedir ayuda terapéutica. De pequeño aprendí que lo más conveniente para no salir escaldado era tirar de mis propios recursos, básicamente porque cuando me encontraba mal y pedía apoyo o consuelo era peor el remedio que la enfermedad. Sin darme apenas cuenta acabé perteneciendo al club de Juan Palomo, el de «yo me lo guiso y yo me lo como». Fueron tiempos de “altos vuelos”; contaba más lo que creía que lo que sentía. Un día tuve la decencia de reconocer sentidamente que mis guisos se repetían hasta decir basta. Y es que hay un momento en la vida de un hombre en el que hay que tener la cordura y las agallas para asumir que se necesitan recetas nuevas y sobre todo:


Relaciones

Conflictos de pareja

17 de noviembre de 2012


Él: Nick Furia
Ella: Condesa Valentina Allegro de Fontaine
Dibujo: Jim Steranko
Diálogos: Pablo Palmero & Isabel Moros

Las recriminaciones y las calladas por respuesta son el embrollo por excelencia de las relaciones de pareja.

No pretendo descubrir yo aquí ahora la sopa de ajo, ni expender un par de recetas de fast-health porque, reconozcámoslo: el tema se las trae. Para construir nuevas y saludables formas de relación hace falta un trabajo directo sobre las propias dificultades de vinculación. Una tarea de comunicación y encuentro que atañe a todas las partes implicadas (incluyo aquí también al mediador, terapeuta y/o a la “intervención divina” en su defecto).

Y para alargar un poco más este post, que si no va a parecer que no tengo nada más que decir, comparto con vosotros la receta de la sopa de ajo: